viernes, 19 de agosto de 2016

sin titulo





Espero .

Transeúnte eterno que ardes en mis letras.

No hay prisa.

Te pienso.

La melodía de un saxo en la distancia

 acerca tu voz,

quiebra la monotonía

y el gris de la gente .

Evoco tus  dedos

 como notas en el pentagrama de mi cuerpo.

Dosifico el deseo que estalla.

Repito tu nombre.

Miento una y mil veces,

fabrico altares subterráneos

sola, 

en el laberinto de la mente

siento que te enredo y me enredas

mientras exhalo esta alegría

a bocanadas

que nadie entiende.

 Miro al cielo. Feliz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario