domingo, 3 de febrero de 2013

A TI





                                                    
Como el alba,

                     natural,

                               mente  abierta

                               en la quietud  de mi ser dormido,

                                                                                    apareciste.


Si te esperaba, no lo sé.


 Apenas una alarma   repite su canción.

Despunta la mañana

                                y tu voz allí

                                                   como el sol
que abraza

                 desde las sábanas a la vida .


Salgo a la calle

                         con tu risa de la mano.


 No espero nada.

Estás.

En la habitación

el silencio parpadea estrellas en las miradas

                                                                     cómplices,

                                                                     suspendidas sutilmente

entre mi abrazo y tu beso.


                                                        
                             



martes, 8 de enero de 2013

Debajo del vestido



Esta noche

 mi verso

desnudo de horizontes

anclará sobre tu sombra sin  vértices.


Por el sendero de tu espalda

que besa la  noche
                                pariré estrellas,


                                                    renovada de esperanza.
Mirándote,

                                despojada de mí misma

confluiré en tus arterias

con un alarido prodigioso

                                            y los dedos serán  entre los cuerpos

arte naciente

susurro sin tiempo.